Programa/Continuo Cuórum-Clavijero Morelia: Un espacio de reflexión

Desde 2018, Cuórum Morelia (antes Programa de Diversidad Sexual) realiza un Programa/Continuo conformado por funciones especiales, conversatorios y talleres con el fin dedifundir y reflexionar sobre temáticas como la diversidad sexual y el género, para propiciar el entendimiento y la aceptación de grupos vulnerables y de las minorías. 

Para este 2019, en conjunto con el Centro Cultural Clavijero (CCC), la Secretaría de Cultura de Michoacán (SECUM) y la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de la Mujer Michoacana (SEIMUJER), Cuórum Morelia realizó de enero a julio actividades académicas en Morelia, donde participaron jóvenes realizadores, periodistas cinematográficos, artistas y especialistas en materia de cine, aliados de la diversidad sexual y preocupados por los principales retos que enfrenta la comunidad LGBT+ en contextos de discriminación e intolerancia.

El mes de enero fue el comienzo del Programa/Continuo en Morelia, a través del inicio de diálogos de diversidad, con el conversatorio El cine trans: un camino hacia la aceptación, impartido por el director Alejandro Zuno (Cuarto de hotel, 2015). En él, se hizo un recorrido por películas destacadas con temática trans que han impactado en la filmografía nacional e internacional para impulsar la transformación social y política del colectivo trans, que se ha visto afectado por crímenes de odio, ausencia de oportunidades y falta de espacios de pertenencia. El conversatorio recibió más de 50 inscripciones y contó con la participación de 30 alumnos en una jornada encabezada por un cineasta comprometido con la causa y en pleno dominio de la materia. 

Una de las principales discusiones en este conversatorio fue la representación de personajes trans en pantalla por personas trans o cisgénero. El cineasta expuso que, aunque no es completamente indispensable, el hecho de que estos papeles sean interpretados por personas trans es importante dada la situación de falta de oportunidades profesionales para ellas y ellos. Así lo ha hecho en su propia obra en que la que íconos trans han particado; como Alejandra Bogue en su cortometraje de titulación del ENAC (antes CUEC), La despedida de Eugenio (2009), Viviana Rocco en Cuarto de Hotel (2015) y Morgana Love, quien es una de las protagonistas de Oasis (2017).

Febrero fue dedicado a los nuevos cineastas michoacanos. Se realizó el conversatorio de realizadores conformado por los cortometrajes Ana de Magda Cacari, Valentón de Luis Armando Sosa Gil, La mariachi de Adán Ruíz (mención especial del jurado del III Programa de diversidad sexual), Uli: Show de medianoche de Julio y Óscar Galeote y Esto es lo que me tocó de Alexa Gutiérrez. Los cineastas atendieron el conversatorio en el Auditorio del CCC, al que acudió un público conformado por jóvenes y padres de familia. Ahí se resaltó la importancia de expresar la individualidad de las personas y de hacerla colectiva para generar ejemplos claros que motiven a cambios necesarios para la construcción de una sociedad más abierta y tolerante. 

Los realizadores también resaltaron la importancia de la cooperación y colaboración entre profesionales para sumar esfuerzos y concretar proyectos cinematográficos que busquen ser reflejo de los tiempos actuales, para visibilizar realidades que aún permanecen al margen y que necesitan ser reconocidas. En este sentido, el conversatorio significó una oportunidad de encuentro entre profesionales y de un diálogo con el público, enmarcado por la diversidad de cada obra proyectada y del punto de vista presentado por cada uno de los realizadores respecto a la comunidad LGBT+, las mujeres indígenas, las trabajadoras sexuales y a un cuestionamiento acerca de la igualdad de oportunidades para las y los jóvenes mexicanos. 

En el mes de la mujer en marzo, la cineasta Denisse Quintero presentó el conversatorio La liberación femenina en el cine mexicano. Ahí la directora de El tigre y la flor (2016) demostró cómo las mujeres han estado presentes en el cine mexicano desde sus comienzos y cómo se han esforzado por abrirse espacio en un ámbito mayoritariamente masculino y excluyentemente femenino. Además, a través de ejemplos claros de cineastas como Matilde Landeta, reflexionó sobre cómo los personajes femeninos se fueron transformando en las historias que se contaban para erradicar prejuicios y vencer tabúes. Aunque los prejuicios siguen latentes, Quintero dio cifras de la participación de mujeres en el cine mexicano que hoy rebasa el 52%. Sin embargo, son pocas las mujeres directoras que logran hacer más de dos películas. 

En el conversatorio en el que participó un público mayoritariamente femenino, se concluyó en lo importante que se vuelve la diversidad de miradas respecto a historias con perspectiva de género y a películas realizadas por mujeres, sin que esto demerite la búsqueda por lograr más participación de las mujeres en el cine. A través del cine como medio de comunicación masiva, se moldea y se nutre la realidad. Para Quintero es importante que el cine cuestione cómo ha representado y representa a las mujeres para ser un reflejo amplio y justo de las distintas dimensiones de ser mujer a través de las historias que se han contado sobre ellas; desde la trabajadora sexual, la femme fatal, la madre abnegada, la revolucionaria, la justiciera. Hoy, para Denisse Quintero debe contarse la historia de la mujer como persona, como ser humano. 

En mayo, en el marco de la Marcha por los derechos de la comunidad LGBT+ en Morelia, Michoacán, se realizó el conversatorio Una mujer fantástica: el cine que transforma paradigmas moderado por el periodista cinematográfico Carlos Bonfil. A este conversatorio, en el  que también se proyectó la película Una mujer fantástica dirigida por Sebastián Lelio y protagonizada por Daniela Vega, participaron la actriz trans Alejandra Bogue, la periodista y crítica de cine Fabiola Santiago y el subdirector de programación de la Cineteca Nacional, Alejandro Gómez Treviño. 

Este conversatorio, enmarcado por la firma de convenio de colaboración con SEIMUJER y que tuvo un lleno total en el Auditorio del CCC, significó que una actriz trans pudiera compartir un testimonio valioso y positivo para las personas trans en México. También se discutió cómo la historia del cine mundial ha coadyuvado a su representación a través de papeles que reflejan su humanidad, así como las problemáticas que son necesarias de mostrar para sensibilizar a la sociedad. Asimismo, la participación de Fabiola Santiago y de Gómez Treviño se centró en cómo el periodismo ha reflexionado respecto a la comunidad LGBT+ en el cine y en cómo la oferta actual de cine en festivales y ventanas de exhibición han fortalecido la visibilidad de la comunidad. 

Con más de 250 inscripciones y solamente 15 espacios disponibles, se llevó a cabo en el mes de junio el Taller de cinefotografía básica impartido por el cineasta Diego Cruz Cilveti (Dos ballenas, 2017). Se trató de una iniciativa por la profesionalización del medio cinematográfico y por descentralizar la formación artística en México. En una jornada de tres días, el realizador egresado de la ENAC compartió con profesionales e interesados en la materia, sus conocimientos teórico-prácticos de cinefotografía. Los alumnos lograron un acercamiento técnico para aplicar conceptos del lenguaje cinematográfico como los planos, las secuencias, la profundidad de campo, los lentes angulares y la iluminación natural y artificial. Agradecemos la generosidad de Cruz Cilveti de aportar con este taller, así como a los interesados y alumnos del curso que demostraron gran pasión y entusiasmo. 

Este próximo 4 de julio a las 20 horas se llevará a cabo el cierre del Programa/Continuo de Cuórum-Clavijero con la función de Pelo Malo de Mariana Rondón. Película venezolana acreedora de la Concha de Oro del 61º Festival de Cine de San Sebastián. Agradecemos el apoyo de Circo 2.12 y de Paula Astorga para cerrar el circuito del Programa/Continuo en Morelia, con una sensible y poderosa historia acerca de la libertad individual y el derecho a la identidad. La proyección se llevará a cabo en la sala 5 de Cinépolis Centro Morelia.

Cuórum Morelia dedica con mucho agradecimiento su Programa/Continuo 2019 a Brittmarie Hidalgo-Fritzinger, quien, en su gestión el año pasado como Directora del Programa de diversidad sexual, sentó las bases de la conformación de esta extensión para el fortalecimiento de espacios donde cineastas y profesionales puedan expresarse más allá de su obra y donde el público pueda tener la oportunidad de una interacción directa con ellos, así como exponer sus propias opiniones. En miras hacia nuestra edición 2019 a celebrarse del 23 al 27 de octubre en Morelia, continuamos con nuestro compromiso de ser un espacio libre y crítico para la reflexión y pertenencia de grupos sociales marginalizados, a través del cine y de actividades que fortalezcan un discurso de aceptación, unión y solidaridad.

#nadiesesueltelamano

Texto: Antonio Álvarez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *